Un hotel en el espacio “made in Barcelona”

NE-EXGS110807.jpg
>download

Newspaper
Expansión
GALACTIC SUITE

(Spain)

UN HOTEL EN EL ESPACIO “MADE IN BARCELONA”

Dormir tres noches alrededor de la Tierra costará tres millones de euros. Se podrá ver salir y poner el sol al menos 45 veces.
Si tiene tres millones de euros, podrá pasar tres noches a bordo del hotel Galactic Suite, que órbita alrededor de la Tierra. El precio incluye el viaje hasta el complejo, también llamado Spaceresort, que abrirá sus puertas en 2012. A partir de 2008, ya se podrá reservar plaza para dormir a 450 kilómetros de la Tierra. El viaje incluye dieciocho semanas de preparación en una isla del trópico para entrenar al turista espacial.
El artífice de esta experiencia, digna de una novela de ciencia ficción, es la empresa Galactic Suite Proyects, dirigida por los catalanes Xavier Claramunt y Marsal Grifa e integrada por un equipo de treinta arquitectos, ingenieros aeroespaciales e industriales y expertos procedentes de España y Estados Unidos.
El equipo ha diseñado, además, un complejo de lujo formado por tres islas tropicales, en las que se ubicarán la base para acoger a los viajeros, el centro de entrenamiento y de lanzamiento de los transbordadores, los servicios médicos y el control técnico.
El presupuesto asciende a dos mil millones de euros e incluye la compra de las islas, el puerto y las naves espaciales y la construcción del hotel. En la primera isla, se construirá, además, un museo aeroespacial y una zona de ocio centrada en el espacio, desde la que se podrán ver los lanzamientos.
Socios financieros
Como explica Claramunt, que tiene su taller de arquitectura en el distrito 22@ de Barcelona, ya cuentan con inversores privados de Emiratos Árabes Unidos y Japón interesados en financiar el proyecto, aunque reconoce que le haría ilusión que se sumara capital español, “ya que hay capacidad económica como para que el país se posicione en la vanguardia de la conquista del turismo espacial”, dice.
Según la empresa, se estima que, en 2012, habrá unas 40.000 personas con capacidad económica para comprar un billete de tres millones de euros, informa Efe. Esta cantidad dista mucho de los más de 20 millones de dólares (14,53 millones de euros) que pagó el multimillonario Dennis Tito para ser el primer turista del espacio. Para completar la oferta, los que decidan pasar unos días en órbita podrán participar en experimentos científicos. El arquitecto afirma que ya se han iniciado contactos con varias entidades interesadas en aprovechar el estado de ingravidez del recinto para sus proyectos.
El viaje se realizará en un transbordador (un híbrido entre un cohete y un avión comercial) que al llegar al espacio se acoplará al hotel. En cada vuelo, viajarán seis personas, dos tripulantes y cuatro turistas. Durante la estancia, se podrá ver salir y ponerse al sol quince veces al día. Cada semana, se programarán dos viajes y se podrán enviar unas 350 personas al año, según las estimaciones de la empresa. Galactic Suite Proyects no descarta construir más hoteles en otras órbitas de la Tierra.