Inventos con acento español


>download

Magazine
El Periódico ‘Dominical’
GALACTIC SUITE

(Spain)

INVENTOS CON ACENTO ESPAÑOL

El diseño del primer hotel en el espacio, la creación de un robot doméstico y el desarrollo de un sistema de reconocimiento a través de la córnea pueden parecer elementos de una novela de ciencia ficción, pero no lo son. Se trata de trabajos de una élite que sitúan la tecnología española en primera fila mundial
A pesar de la reducida inversión en I+D, existe una apasionada generación de inventores y creadores capaces de abrir nuevos y prometedores horizontes

Entre los titulares de prensa del pasado día 31 de mayo se coló uno casi de puntillas, sin hacer demasiado ruido: “El primer sistema espacial español aterrizará en Marte”. Sin embargo, ese titular, la construcción por parte de investigadores españoles del sistema de comunicación que irá integrado en el Curiosity, el vehículo que la NASA enviará a Marte en 2011, sirvió para poner de relieve, al menos por un día, el peso de la investigación tecnológica en nuestro país. En este caso concreto y en el marco del estudio de Marte, esta invención española construida por Astrium España y financiada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) desempeñará un papel capital en el éxito o el fracaso de la misión, ya que será el nexo de comunicación entre el Curiosity y la Tierra.
Ante este evidente triunfo de la innovación española, una pregunta invita a la reflexión: ¿es ésta una excepción en el panorama tecnológico español o una demostración del potencial creativo del país? Es cierto que la tecnología española adolece de varios males crónicos, como la reducida inversión en I+D, pero también es verdad que existe una apasionada generación de inventores y creadores españoles que está demostrando con sus proyectos que la innovación tecnológica española no deja de abrir nuevos y prometedores horizontes. Algunos hasta espaciales.

EL HOTEL DE LAS MIL ESTRELLAS
Ése es el caso del ambicioso proyecto liderado por el arquitecto e ingeniero aeroespacial Xavier Claramunt de crear el primer hotel espacial del mundo: Galactic Suite. Claramunt y su equipo han diseñado, en su sede en Barcelona, todos los detalles del que pretende ser, a partir de 2012, el primer resort espacial pensado para orbitar la tierra a una distancia de 450 kilómetros y moviéndose a la inimaginable velocidad de casi 30.000 kilómetros por hora. “La idea surgió hace cinco años a partir de lo que llamamos LAB, un departamento de nuestra oficina de arquitectura dedicada a la conceptualización de nuevas experiencias y arquitecturas, explica Claramunt. El Galactic Suite es el proyecto más avanzado hasta ahora”.
Serán cuatro módulos cilíndricos que se suman a un área central común para, al final de cada módulo, albergar el que será el espacio favorito de los privilegiados que puedan pagar los tres millones de euros que, calculan, valdrá el billete para disfrutar, entre 4 y 6 días, de tan increíble alojamiento: el Ojo, un diafragma circular en forma de ventana que, al abrirse, proporcionará las mejores vistas de la Tierra. “El hotel combina elementos en tierra para alojar y entrenar al pasajero, y ofrecerle así una experiencia completa de turismo espacial”, explica Claramunt. Sin ir más lejos, habrá que construir un puerto espacial en una isla del Caribe donde los pasajeros necesitarán 16 semanas de entrenamiento astronáutico antes de poder volar y alojarse en el espacio.