El Galactic Suite Spaceport tendrá tecnología de levitación magnética

NE-20071213MAGLEVcas.jpg
>download

Press Release
Galactic Suite
GALACTIC SUITE

(Spain)

EL GALACTIC SUITE SPACEPORT TENDRÁ TECNOLOGÍA DE LEVITACIÓN MAGNÉTICA

El novedoso sistema de lanzamiento permitirá acelerar la aeronave hasta 1.000 km/h en 20 segundos.
El puerto espacial, diseñado por la compañía EQUIP Xavier Claramunt, tendrá una superficie de 40.000 metros cuadrados.
La inversión asciende a los 150 millones de euros y tendrá en cuenta aspectos como la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.

El Proyecto Galactic Suite incorporará, por primera vez, un sistema revolucionario de lanzamiento espacial pensado para maximizar la seguridad y minimizar el impacto en el medio ambiente. El equipo de ingenieros y arquitectos de la compañía de turismo espacial han diseñado una infraestructura donde la nave espacial levitará magnéticamente y acelerará a través de una pista de lanzamiento Maglev. Esta nueva tecnología consiste en un acelerador suspendido en el aire por encima de una vía, siendo propulsado hacia adelante por medio de las fuerzas repulsivas y atractivas del magnetismo.
Después de conseguir aproximadamente la velocidad del sonido, la nave espacial se desenganchará del acelerador Maglev y ascenderá hasta llegar a órbita (a 450 kilómetros de la Tierra) utilizando su motor cohete. En el momento de desengancharse, el acelerador Maglev frenará y volverá a su punto inicial para prepararse para el próximo lanzamiento. La pista de despegue tendrá una longitud de aproximadamente 3 kilómetros que permitirá a la nave acelerar a 1000 km/h (620 mph) en menos de 20 segundos.
Los fundadores de la compañía explican que la tecnología Maglev “permitirá establecer los vuelos comerciales al espacio hacia nuestros hoteles orbitales. La parte más cara de cualquier viaje hacia la Órbita Terrestre Baja son los primeros segundos – dejar el suelo. Esta tecnología es muy competitiva en su coste respeto de otras formas de transporte espacial, y es sostenible e inherentemente segura”.

Un edificio de 40.000 metros cuadrados
El Galactic Suite Spaceport, el puerto espacial que acogerá la pista de despegue, tendrá cerca de 40.000 metros cuadrados. Desde allí está previsto que despeguen los vuelos orbitales de Galactic Suite, a partir del año 2012. Una de las principales características de esta instalación es que ha sido concebido para incorporar sistemas de energía sostenibles y tecnología avanzada.
El puerto espacial ha sido diseñado por la compañía barcelonesa EQUIP Xavier Claramunt. El presupuesto de la instalación asciende a 150 millones de euros y acogerá hangares para las naves espaciales, la terminal de lanzamiento, zonas de mantenimiento y taller, oficinas, salas de espera y todas las infraestructuras necesarias para entrenar el futuro turista espacial durante las 16 semanas previas al vuelo y la recuperación posterior.
Según el arquitecto Xavier Claramunt, “nos hemos inspirado en el trazado de la topografía existente para estirar el edificio en haces que se mezclan con el terreno. Los edificios se conciben como estructuras de gran luz que permiten la salida de la nave espacial sobre su acelerador Maglev desde el interior, a la vez que se van escalonando para bañar el interior con luz natural”.
Además del puerto espacial, EQUIP Xavier Claramunt está trabajando en el diseño de un conjunto hotelero y un espacio de recreo y mirador que se instalarán en esta isla del Caribe para acoger a los turistas y a su familia, y que ocuparán un total 85.000 metros cuadrados más.

Sobre Galactic Suite
Galactic Suite es una compañía privada de turismo espacial, fundada en Barcelona en 2006, que aspira a ofrecer la primera experiencia global de turismo espacial y que combinará un programa intensivo de entrenamiento para astronautas con un relajante programa de actividades en una isla tropical como proceso de preparación al viaje espacial.
Su objetivo último es hacer que el turismo espacial llegue al público general desarrollando la primera cadena mundial de hoteles espaciales. Según sus planes, un primer hotel espacial podría recibir sus primeros huéspedes en 2012.